Las gentes de Rivas: Análisis de 20 años de evolución

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
photo5868453974372365484

Leire Olmeda, Eduardo Moreno

Rivas-Vaciamadrid es una de las ciudades que más ha crecido en las últimas décadas, desde que en los años 80 se instalaran las cooperativas pioneras, Covibar y Pablo Iglesias. A 1 de enero de 2021 éramos 97.238 vecinos y vecinas. En este artículo queremos presentar el escenario global de ciertos indicadores demográficos en la ciudad y, a continuación, analizar con más detalle quiénes son las y los vecinos que se han mudado a la ciudad en los últimos 20 años dado que desde el 1 de enero de 2001 al 1 de enero de 2021 la población ha aumentado en 65.010 habitantes. Más de dos tercios de la población se han incorporado a Rivas en el siglo XXI, bien porque han nacido aquí o porque se han mudado.

Todos los datos utilizados provienen del Instituto Nacional de Estadística y al final del artículo dejamos algunas definiciones de los conceptos que utilizamos. Los datos de 2020 hay que tomarlos con mucha prudencia, dado que la situación de pandemia ha supuesto cambios, como bien sabemos, en casi todos los aspectos de nuestras vidas. Por ello, es aún difícil saber si un descenso o un aumento de algún dato en 2020 se debe a un cambio de tendencia o a ese momento puntual.

En esta primera presentación “Demografía y Evolución” podemos ver las pirámides de población de Rivas desde 1996 hasta 2021. Aunque varía su tamaño, no lo hace apenas su forma, manteniendo una importante población infantil y juvenil. Podemos ver año a año y diferenciando por sexos o bien la evolución de cada tramo de edad a lo largo de los últimos años. A continuación vemos el crecimiento vegetativo de la población: la diferencia entre los nacimientos y las defunciones año a año de la gente que ya reside en la ciudad. El año que más crecimiento vegetativo de población hubo fue en 2009, con 890 nacimientos más que fallecimientos en la ciudad. Después vemos el crecimiento de la población por el saldo migratorio, la gente que ha venido a Rivas (ya fuera desde Arganda o desde Bogotá) y la que ha salido de la ciudad. Estas variaciones son más dependientes de las condiciones generales, como la situación económica del país, de modo que las personas que salían de la ciudad fueron aumentando hasta 2014, momento en el que, fluctuando, comenzó a descender de modo que menos gente se va de la ciudad y más gente llega actualmente, aunque la gente que llega a la ciudad varía en mayor medida. La siguiente diapositiva une las dos que acabamos de ver, de modo que vemos el crecimiento total de la ciudad año a año sumando el crecimiento vegetativo y el migratorio. Aunque el grueso del aumento se debe a la gente que viene, el crecimiento vegetativo es el más estable.
En las gráficas siguientes podremos ver, a modo de «carrera», la evolución año a año de los municipios de mayor tamaño de la Comunidad de Madrid, así como la media de la Comunidad y del Estado (cuando se ofrece el dato). Los datos ripense, autonómico y nacional se destacan con las distintas banderas.
Rivas es la ciudad más joven, tanto a través de la edad media como la edad mediana, que aumenta en todos los ámbitos desde 2014, año del que se disponen datos. Este dato, la mediana, indica la edad que deja por debajo de sí a la mitad de la población y por encima a la otra mitad. Es decir, en Rivas, la mitad de la población tiene menos de 38.9 años.
En 2020 Rivas es la ciudad que tiene menor población menor de 16 años y mayor de 64 años respecto a la población en edad laboral, que es lo que mide la Tasa de Dependencia. En 2014 estaban por debajo Coslada y Fuenlabrada, pero la relación se ha modificado en estos 7 años. Esta Tasa es tan baja debido a la baja población de mayores de 64 años respecto a la población entre 16 y 64 años, que es la menor de la Comunidad de Madrid, Sin embargo, la relación cambia si hablamos sólo de la proporción de menores de 16 años, donde somos el 5º municipio con mayor proporción tras Boadilla, Valdemoro, Parla y Las Rozas. En coherencia, tenemos la menor Tasa de envejecimiento con 37.8 personas mayores cada 100 menores de 16 años. El municipio con mayor envejecimiento es Madrid, con 143,7 mayores cada 100 menores.
Respecto a la población autóctona, que hablando del ámbito municipal nos referimos a la población nacida en un municipio y que continúa viviendo en ese municipio, vemos el curioso comportamiento de los municipios, dado que sólo Madrid y Aranjuez tienen más del 30% de su población autóctona. Rivas es el municipio con menos población autóctona, con poco más del 5%.
Rivas se encuentra también entre los municipios con mayor número de hombres cada 100 mujeres, con 98,2.
Con 84.9 años, es el 5º municipio con mayor esperanza de vida al nacer y el sexto con mayor esperanza de vida a los 65 años, con 21.7 años. Sobre la tasa de natalidad, la diferencia entre los municipios se va reduciendo año a año, y Rivas ha pasado de ser la 4ª ciudad a la primera. Similar desarrollo ha sufrido la tasa de fecundidad.
En las gráficas puedes “jugar” con los datos, pinchando en las leyendas para quitar o añadir variables, para poder verlas con más detalle.

Variaciones residenciales: 20 años yendo y viniendo

Los siguientes datos que se ofrecen serán las variaciones residenciales. El INE ofrece una relación exhaustiva de todas las variaciones residenciales con origen y/o destino en España. Entonces, se van a analizar las variaciones desde 2001 que han consistido en tener a Rivas como destino, ya viniera la persona de otro municipio de España o de fuera del país, y las variaciones que tienen Rivas como origen.

Es importante aclarar previamente que cada dato se refiere a una variación residencial única pero que varias variaciones pueden referirse a una misma persona. Por ejemplo, si una joven con 19 años decide mudarse al extranjero cambiando el empadronamiento y vuelve 5 años después, constará 2 veces como dos datos independientes.

En este primer gráfico se muestran las variaciones por sexo y año. Así, podemos ver las 97.333 venidas a Rivas y las 50.891 idas que ha habido en los últimos 20 años. Respecto a las llegadas a Rivas vemos cómo éstas son cíclicas, con periodos de 5 o 6 años en los que las llegadas bajan, suben y vuelven a descender, llegando al máximo en 2006. En cambio, las salidas de Rivas han tenido otra evolución. Aumentaron hasta 2013 y, desde entonces, están descendiendo. Como curiosidad, vemos que hasta 2005 llegaban más hombres que mujeres, pero que desde entonces es mayor el número de mujeres.


Aquí vemos la edad media de los hombres y mujeres que cada año han llegado o salido de Rivas. De media, la gente que viene es más joven que la que se va. Cabe destacar cómo la edad media de los hombres y mujeres que llegan se va diferenciando con los años. Como podremos ver en los siguientes gráficos,  esto se debe a que en los último años va aumentando la cantidad de mujeres de más edad que llegan a la ciudad. Este hecho plausiblemente se explique por las personas mayores, que son principalmente mujeres, que se vienen a vivir con un hijo o una hija y su familia cuando son ya mayores como para vivir solas.


Este último gráfico sobre las Altas y Bajas por sexo muestra el saldo de cada año. Es decir, en cuánta gente se ha aumentado la población teniendo en cuenta la gente que ha llegado y la que ha ido. En estos 20 años, por las migraciones (interiores y exteriores) la población ha aumentado más de 45.000 personas. Aunque de media estaríamos hablando de algo más de 2.300 personas al año, los aumentos de la población no han sido uniformes. Alcanzó el máximo en 2006 y descendió hay llegar a tener saldo negativo para la población masculina en 2014 y 2016 y volver a ascender lentamente en los últimos años.


Para el análisis por edad hemos creado 4 grupos: Menores de edad, jóvenes de 18 a 29 años, de 30 a 64 años y mayores de 65 años.
Tanto en las altas como las bajas, el grupo mayoritario es el de personas de 30 a 34 años. Los dos grupos más jóvenes se van alternando entre el 2º y el 3er puesto mientras que los movimientos de gente mayor de 65 años es mucho más reducido.


Si vemos el saldo final por edad, vemos cómo hasta 2013 el segundo grupo que más crecía era el de jóvenes, mientras que desde 2014 crece en mayor medida la población infantil.


Si bien en global la proporción entre hombres y mujeres es similar, como vimos antes, no lo es si nos fijamos en los distintos grupos de edad. La igual proporción entre hombres y mujeres es el valor 0.5 en el gráfico. Así, podemos ver cómo sólo el grupo de menores de edad tiene igual número entre hombres y mujeres, siendo un año mayor el número de niños y otro años el número de niñas.

Alejándonos de esta igualdad, vemos que hay más hombres entre el grupo de edad de 30 a 64 años, aunque se va igualando en los últimos años, sobre todo en las llegadas a la ciudad. A la inversa, hay más mujeres entre las personas jóvenes. Aumenta la diferencia entre las personas mayores de 65 años, donde llega a ver haber casi 7 mujeres por cada 3 hombres. Esto explica, como decíamos anteriormente, que sea mayor la edad media de las mujeres que de los hombres, por la diferencia entre hombres y mujeres mayores de 65 años.


Vamos a ver ahora las diferencias entre las mudanzas dentro del país o con el extranjero. Es importante aclarar previamente que las mudanzas desde el extranjero a Rivas pueden ser personas que nacionalidad extranjera que se ha desplazado a España (Rivas en concreto), o personas con nacionalidad española (ripense o no) que vivía fuera y vuelve ahora a España y que lo mismo sucede para las salidas de Rivas al extranjero. Así, tenemos que son mucho más frecuentes las migraciones interiores que las exteriores. Las idas y venidas del extranjero mantienen una relación inversa, de modo que los periodos de descenso de entrada de personas desde el extranjero coincide con un aumento de la gente que se va al extranjero.


Analizando los saldos de entradas y salidas, podemos ver cómo durante la crisis económica, hubo más personas que Rivas que se fueron al extranjero que personas del extranjero que llegaron a Rivas.


Sobre la gente que viene del país o que se va a otro municipio del país, podemos ver el tamaño del municipio del que vienen las personas que se trasladan a Rivas o al que van quienes dejan Rivas. Predominan de forma muy mayoritaria, principalmente para entrar que para salir, las capitales de provincia (principalmente Madrid, como veremos más adelante). Esto tiene sentido dado que la población que vive en la capital en mayor que quienes viven en municipios más pequeños. Sin embargo, esta relación no se cumple en los tramos inferiores, dado que viene más gente de municipios similares a Rivas (de 50.000 a 100.000 habitantes) que de municipios mayores (más de 100.001 habitantes). A la hora de salir de Rivas, además de la capital, la gente prefiere también los municipios entre 50.000 y 100.000 habitantes y, además, los municipios de menos de 10.000 habitantes.


En resumen, si vemos los saldos por tamaños del municipio, vemos cómo Rivas está creciendo principalmente por gente que viene de capitales de provincia y que del resto de municipios las diferencias son muy pequeños, de modo que algún año se produce un saldo positivo y otro negativo.


Sobre la edad media según el tamaño del municipio, que va creciendo progresivamente, podemos ver que no hay mucha diferencia dentro de la variabilidad existente, excepto entre las personas que vienen o van de municipios de menos de 10.000 habitantes. De ello, podemos deducir que las personas que se mudan a los municipios pequeños sean principalmente personas de más edad que “se vuelven al pueblo”.


Apenas hay diferencias por sexos según el tamaño del municipio, aunque sí hay variabilidad de año a año.


Ya por último, vamos a ver con qué provincias hay más movimientos de y hacia Rivas. Vamos a ver estos datos simplificando entradas y salidas y ofreciendo simplemente el saldo, el número de personas que entran de un sitio menos el número de personas que salen hacie ese mismo lugar. A lo largo de los últimos 20 años, con todas las provincias españolas mantenemos un saldo positivo, en el sentido de que entran en la ciudad más personas desde una provincia que las personas se que van a esa provincia desde Rivas. En esta tabla podemos ver las 10 provincias a partir de las cuales más ha crecido la ciudad.

Dentro de la provincia madrileña, sí hay algunos municipios con un saldo negativo, de modo que más gente se haya mudado a dicho municipio que la que haya venido desde ahí. Las dos últimas tablas muestran los 10 municipios a los que se desplaza más gente en cómputo global y los 10 municipios de los que viene más gente.

De los municipios hacia los que se muda más gente, destaca Arganda, con una media de 30 personas al año. Seguido de Boadilla del Monte y Arrollomolinos. Es difícil ver un perfil concreto de estos municipios, dado que parece que se mezclan municipios de alta renta con municipios de los límites de la Comunidad.

Entre los municipios de los que más crecemos tenemos en primer lugar la capital con más de 35.000 nuevos vecinos y vecinas en los últimos 20 años. Con mucha menor población, recibimos vecinas de Coslada, San Fernando, Leganés,… En general mantenemos un saldo positivo con los municipios madrileños con similares características como población o cercanía a la ciudad.

Definiciones (INE)

Saldo Vegetativo: Diferencia entre nacimientos y defunciones.
Saldo migratorio: Diferencia entre inmigraciones y emigraciones.
Tasa de dependencia: Cociente entre la población perteneciente a un determinado ámbito a 1 de enero de un año concreto menor de 16 años o mayor de 64 entre la población de 16 a 64 años, expresado en tanto por cien.
Tasa de dependencia de la población mayor de 64 años: Cociente entre la población perteneciente a un determinado ámbito a 1 de enero de un año concreto mayor de 64 años entre la población de 16 a 64 años, expresado en tanto por cien.
Tasa de dependencia de la población menor de 16 años: Cociente entre la población perteneciente a un determinado ámbito a 1 de enero de un año concreto menor de 16 años entre la población de 16 a 64 años, expresado en tanto por cien.
Índice de Envejecimiento: Porcentaje que representa la población mayor de 64 años sobre la población menor de 16 años a 1 de enero de un año concreto.
Autóctono: Individuo que ha nacido en el mismo lugar en que reside.
Ratio de masculinidad: Número de hombres por cada 100 mujeres pertenecientes a un determinado ámbito a 1 de enero de un año concreto.
Tasa de mortalidad: Total de defunciones a lo largo de un año concreto de personas pertenecientes a un determinado ámbito por cada 1.000 habitantes de ese ámbito.
Esperanza de vida al nacimiento: Número medio de años que se espera que un individuo viva desde el momento de su nacimiento, si se mantiene el patrón de la mortalidad del periodo observado.
Esperanza de vida a una cierta edad x: Número medio de años de vida futura a partir de la edad x, si se mantiene el patrón de la mortalidad del periodo observado.
Tasa de Natalidad: Total de nacimientos de madre perteneciente a un determinado ámbito en un año concreto por cada 1.000 habitantes.
Tasa de Fecundidad: Total de nacimientos de madres de edad x, pertenecientes al ámbito de estudio, a lo largo de un año concreto por cada 1.000 mujeres de dicho colectivo poblacional.
Variación residencial: Cambio de residencia de un municipio a otro, al extranjero o desde el extranjero. Cuando la variación residencial es entre municipios del territorio nacional se habla de variación residencial interior.