Nuestro Programa

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Nuestro programa

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

INTRODUCCIÓN

Rivas Vaciamadrid ha alcanzado su consolidación como ciudad de referencia por su calidad de vida y desarrollo social en la comunidad de Madrid.

Llegando este año a las 90.000 habitantes, los retos para mantener y reforzar un modelo de ciudad plural y que atienda a las necesidades e intereses de las vecinas y vecinos se multiplican.

El trabajo acumulado durante los últimos 30 años nos permite llegar a este punto con la seguridad de reforzar un modelo de ciudad para todas y todos, en la que no dejemos a nadie atrás, una ciudad referente en el ámbito del municipalismo, la solidaridad y la sostenibilidad, ambiental y económica.

La candidatura de IU-EQUO, que nos presentamos a las elecciones municipales de mayo de 2019, nace con la voluntad de avanzar en la consolidación de los logros de ciudad, el mantenimiento de políticas desde lo público y para lo público y la revisión de los errores cometidos con el ánimo de aprender y evitar cometer nuevos errores.

Nos encontramos en un momento crítico para el avance del municipalismo tras casi una década de recesión y control neoliberal de nuestras económicas locales, regionales y del estado. El ataque recibido en el municipalismo, en la capacidad de intervenir desde lo más cercano al ciudadano y la ciudadana, en la autonomía municipal y la soberanía local desde los Ayuntamientos, nos obliga a pensar y repensar las políticas a llevar a cabo en la siguiente legislatura.

No presentamos un Programa para nuestra autosatisfacción, sino que trabajamos en la elaboración de un Programa electoral que refuerce la participación ciudadana en los asuntos de su/nuestra competencia, un programa que no se convierta en la suma de “ideas brillantes y ocurrencias” difíciles de aterrizar en el día a día y por tanto, trabajamos un Programa electoral que sirva de guía para la acción diaria desde lo concreto hacia el modelo de ciudad que queremos y nos gustaría para vivir. Lo hemos querido hacer, además, desde la participación e implicación de los movimientos sociales -imprescindibles en la construcción de esta ciudad-, las vecinas y vecinos que también han deseado participar y desde la calma que necesita la reflexión, con información en las rendiciones de cuentas y debate. Porque un programa electoral no es un trámite para presentarse a las elecciones si no una herramienta a través de la cual mejorar la ciudad entre todas y todos. Ha sido muchas las sesiones que hemos llevado a cabo en este proceso participativo teniendo como base los tres ejes que vertebran el programa: municipalismo, sostenibilidad e igualdad.

El conocimiento, la experiencia y la responsabilidad de decenas de compañeras y compañeros al haber dirigido los asuntos municipales en los últimos años nos ayuda a presentar ante nuestras vecinas y vecinos un Programa realista, apegado a la realidad de nuestra ciudad y sus gentes, un programa útil y viable. No podemos ni queremos prometer y no cumplir, ni queremos ni podemos construir una varita mágica que nos solucione por arte de birlibirloque las problemas cotidianos y diarios a los que nos enfrentamos, pero si podemos y si queremos intervenir, con trabajo y perseverancia en una realidad a mejorar, una ciudad que nos ayude a desarrollarnos como personas y que permita a las familias ripenses mejorar y avanzar en su calidad de vida.

Hemos trabajado en un Programa estructurado bajo las áreas de Gobierno actuales que han podido racionalizar nuestra capacidad de intervención, potenciando la acción de Gobierno en los ejes competenciales principales como son la atención a los más desfavorecidos y desfavorecidas, el desarrollo local y la apuesta por un tejido económico sostenible y respetuoso con su medio ambiente natural y social.

Cinco grandes áreas de trabajo que permiten la planificación previa a la toma de decisiones y la ejecución de programas de inversión y mantenimiento de nuestros servicios municipales, siempre guiados por los principios de sostenibilidad, igualdad y eficacia.

Como novedad añadir que no presentamos un documento-programa cerrado e inmóvil. Apostamos por la revisión anual del trabajo realizado, a través de procesos de rendición de cuentas y evaluación social de los programas puestos en marcha y las políticas de gestión pública, para poder actualizar el “contrato” ante nuestras vecinas y vecinos que representan los Programas electorales.